Declaración de la renta el mes de noviembre

Declaración de la renta
Declaración de la renta

Quizá te preguntes ¿a qué viene ahora hablar sobre de la declaración de la renta si hasta el año que viene no debemos hacerla?

Bien. La apreciación anterior es la que se hace la mayoría de la gente común. Este razonamiento responde a una falta de planificación fiscal.

El año que viene tenemos que hacer la presentación, pero no necesariamente el cálculo. Aunque si que se realizaran algunos ajustes y comprobaciones de última hora.

El cálculo de declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas debe de calcularse, realizando el mínimo de estimaciones posibles, antes de finalizar el año natural. Esto nos permite poder realizar algunas operaciones que apunten hacia nuestro beneficio fiscal y objetivos financieros.

¿De qué factores depende que la declaración de la renta salga a pagar o a devolver?

Los factores que influyen en que la declaración de la renta dependen de cada país y de las deducciones y tramos que se aprueben para la tributación de ese año para ese impuesto.

Normalmente, a estas alturas de año los asesores fiscales ya saben por dónde irá la declaración de la renta del presente ejercicio, a presentar dentro del año próximo. Saben los tramos, las desgravaciones, las bonificaciones, cambios, etc.

Estando dentro del cuarto trimestre del año, hemos ejecutado el recorrido del más del 75% del año y podemos intuir como cerraremos el ejercicio fiscal según la tendencia que llevemos. Ya tenemos la mayoría de los datos necesarios: ingresos, gastos, fuentes de procedencia, rendimientos, etc.

Si calculamos calculemos nuestra declaración en el próximo ejercicio, arrojará un resultado del que poco podremos hacer para cambiarlo una vez ya no estemos en el año actual.

Ahora aún estamos a tiempo para realizar acciones en nuestro favor para reducir nuestra factura fiscal. Por ello, lo preciso es calcular ahora, antes de finalizar el año, un precálculo de nuestra declaración de la renta.

Cuando tengamos un resultado, podremos ver qué alternativas hay para realizar cambios o si realmente la mejor opción es no hacer nada.

¿Qué debo tener en cuenta para la declaración de la renta?

Si hay alguna herencia pendiente de escriturar, podemos optar por posponerlo al próximo ejercicio para que no influya tanto en este ejercicio.

Si tenemos algún plan de pensiones, podemos realizar alguna aportación en nuestro beneficio en tanto que reduce la factura fiscal y fomenta el ahorro. De no tenerlo, podemos abrirlo.

Si vamos a realizar alguna inversión o gasto deducible en alguna finca que nos produce ingresos por alquiler, podemos valorar si es oportuno realizarlo antes de finalizar el año para compensar ese gasto con los ingresos que nos generan.

Si necesitamos efectivo y queremos recuperar parte de nuestras aportaciones a fondos de inversión, podemos valorar como nos afectará la liquidación parcial que realicemos. Esto es importante si tenemos que solicitar algún tipo de ayuda.

Si tenemos algún tipo de ayuda o subvención a solicitar para el próximo ejercicio, debemos valorar la situación actual para que las próximas acciones vayan en consonancia con nuestros intereses.

Etcétera, etcétera.

 

Planificación financiera con tu declaración de la renta

Ve a tu asesor fiscal y solicita un precálculo de tu declaración de la renta para conocer un posible resultado y saber qué puedes hacer, a partir de ahí para tomar decisiones enfocadas en tu propio beneficio y/u objetivos.

De no hacer nada, no te quedará margen de corrección ni maniobra si el cálculo lo realizamos cuando tenemos que presentarla puesto que el ejercicio fiscal ya estará cerrado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *