Planificación Financiera Personal

Plan financiero
plan financiero

Creación de un Plan Financiero Personal

El tercer paso en el proceso de planificación financiera es el de creación de un plan financiero.

Como hemos visto en un post anterior, el proceso de planificación financiera de nuestras finanzas personales, consta de cinco pasos:

  1. Evaluación financiera personal o del hogar.
  2. Establecimiento de objetivos financieros.
  3. Creación de un plan financiero.
  4. Ejecución del plan financiero.
  5. Control, reevaluación y ajuste del plan financiero.

Para realizar un plan financiero utilizaremos la información del Cálculo de Patrimonio Neto y el Estado Mensual de Flujo de Efectivo que hemos realizado en el paso 1 de Evaluación financiera personal. Con esto, prepararemos el Presupuesto Mensual y el Presupuesto Anual de ingresos, gastos e inversiones.

Recordemos que el Patrimonio Neto es la diferencia entre los activos y los pasivos, y que el Estado Mensual de Flujo de Dinero nos indica si los gastos son mayores o menores a nuestros ingresos mes a mes.

En la elaboración del presupuesto mensual, debemos encajar nuestros objetivos, o mejor dicho, debemos pasar la información que tenemos en el Estado Mensual de Flujo de Dinero por el cedazo de los objetivos.

En este punto se proyectan los ingresos y los gastos anuales, se estipulan las nuevas partidas a tener en cuenta y se eliminan las que no cumplen con ninguna función respecto a nuestros objetivos de corto y largo plazo.

Tipos de plan financiero

Clasificación del plan financiero según su temporalidad

El plan financiero puede clasificarse de 3 tipos en función de su temporalidad:

  • Plan financiero a corto plazo: menos de 1 año.
  • Plan financiero a medio plazo: de 1 a 5 años.
  • Plan financiero a largo plazo: a partir de los 5 años.

No hay una definición estándar sobre qué es corto, medio y largo plazo. Pero estos periodos ayudan a establecer metas y objetivos de una forma más clara.

Clasificación del plan financiero según su finalidad

Por otra parte, en función de la finalidad del plan financiero, se pueden clasificar según su finalidad en los siguientes tipos:

  • Control y ajuste.
  • Ahorro e Inversión.
  • Previsión.

Por lo general, el plan financiero a corto plazo coincide con el tipo de plan de control y ajuste, el plan financiero de medio plazo coincide con la finalidad de ahorro e inversión, y el plan financiero a largo plazo coincide con el tipo de plan de previsión.

Elaboración de presupuesto mensual

Elaborar una hoja de presupuesto mensual, permite empezar observar la capacidad de ahorro y permite calcular las aportaciones que podemos realizar a un fondo (o más) para destinar a emergencias o algún propósito que tengamos a más largo plazo según los objetivos que nos hayamos establecido anteriormente.

El presupuesto mensual te debe permitir llegar a fin de mes con premisa de que tu dinero rinde mejor, que está controlado y que no se destina a gastos innecesarios.

El presupuesto en sí mismo, es una planificación de las partidas e importes donde vamos a realizar el gasto en función de la persistencia de los ingresos.

Es la cantidad de dinero que hemos calculado que necesitamos para hacer frente a los gastos generales de la vida cotidiana, de un viaje, etcétera.

El presupuesto es un plan que expresa de manera cuantificable cómo vas a administrar los ingresos con la finalidad de garantizar la sostenibilidad en el futuro.

El primer objetivo que se deben fijar es que los gastos no sean superiores a los ingresos. Debes planificar el consumo con la premisa que no vas a gastar más de lo que ganas. Si así fuera, estarías incurriendo en déficit y tendrías que cubrir ese déficit consumiendo ahorros o mediante crédito.

Esta situación no es deseable y es la que trae problemas. Además, impide progresar y planificar otras metas más deseables.

Cómo crear un presupuesto mensual

Para realizar el presupuesto mensual, cogemos el cálculo mensual de flujo de efectivo que hemos calculado anteriormente. La información que contiene esa hoja te servirá para realizar presupuesto para los siguientes meses.

Vamos a considerar que los ingresos que tienes mensualmente son constantes y sostenidos. Los gastos que has anotado en la hoja de cálculo mensual de flujo de efectivo deben servirte de referencia para hacer el presupuesto de los siguientes meses.

Eso quiere decir que, si has gastado cierta cantidad de dinero en hipoteca, esa cantidad debe mantenerse para los meses posteriores.

Lo mismo debes hacer con los consumos de energía, reparaciones, suministros, alimentación, etc. La idea es asignar a cada gasto una cantidad máxima de dinero e intentar cumplir, mes a mes, con esa cantidad asignada.

Para la elaboración de presupuestos, es recomendable asignar una cantidad fija y no un porcentaje de los ingresos, de esta forma, podrás observar si cumples o no con las cantidades planificadas.

El siguiente paso es hacer el balance de ese presupuesto que estás preparando. Resta, de los ingresos que has previsto, los gastos que has planeado. Si el resultado es positivo estás en el camino correcto.

Eso significa que estás elaborando un presupuesto con excedente de ingreso, lo que te permitirá ahorrar. Si no es así, revisa los importes y partidas planeadas en el presupuesto para ajustarlo.

Debes identificar, tanto en la hoja de cálculo mensual de flujo de efectivo como en la hoja de presupuesto mensual cuáles son los gastos necesarios y cuáles son innecesarios. Hay que priorizar claro está, por los gastos necesarios que cubren necesidades básicas.

Los gastos innecesarios deben reducirse, y al ser posible, eliminarse. Quizá se trata de algún hábito que debas cambiar, o algo que debas analizar y volver a valorar. En este punto entran en acción los objetivos que hemos establecido para los gastos e ingresos.

En verdad, para vivir necesitamos muy poco. Intenta valorar menos lo material. Valora el coste beneficio y reduce el gasto donde puedas, eso, irá en tu beneficio.

Los primeros presupuestos que se realizan son siempre más de contención y control que de inversión. En los planes a medio y largo plazo es más común que se piense más en invertir y en ganar dinero.

Esta es, en si, la finalidad de las finanzas personales, no pensar tanto en los gastos que tenemos (porque los tenemos controlados), sino pensar más en los beneficios que podemos obtener.

Las áreas clave de la planificación financiera

La planificación financiera tiene seis puntos clave. Estos puntos nos permiten realizar adecuadamente el plan financiero. Estos 6 puntos son:

  1. Posición financiera:

El primer punto clave es conocer qué recursos personales tenemos disponibles mediante el cálculo de patrimonio neto y conocer los flujos de efectivo de nuestra unidad familiar o persona. Esto se puede hacer mensualmente y anualmente.

Con esta información, podemos esbozar cuánto nos costará lograr nuestros objetivos financieros.

  1. Protección:

Existe la posibilidad de minimizar los riesgos existentes sobre nosotros, las personas que queremos y sobre nuestras propiedades. Los riesgos, cuando vienen, lo hacen imprevisiblemente.

La forma más común de minimizar estos riesgos es mediante la contratación de una póliza de seguro y creación de fondos de emergencia.

  1. Planificación fiscal: Los impuestos son el gasto más elevando de los hogares. Además, su pago no es cuestionable, pero si su correcta gestión.
    Con esto se quiere decir que, conociendo bien los impuestos, o con un buen asesoramiento, se puede tomar ciertas decisiones favorables a nuestra economía. Su correcta gestión requiere de buena planificación, y por ello, debemos anticiparnos a su liquidación para poder tomar este tipo de decisiones.
  2. El ahorro y la inversión: planificar correctamente como generar ahorro para hacer frente a grandes gastos e inversiones se conoce comúnmente como planificación financiera.
    El ahorro facilita la compra de una casa o un coche, iniciar un negocio, formación y educación, retiro, etc.

Las inversiones y la planificación de grandes gastos requieren que se deban proyectar debidamente los tiempos que en se ejecutaran cada uno de ellos.

A todo esto, hay que sumarle el enemigo de los precios llamado ‘inflación’.

  1. Planificar la jubilación precisa del conocimiento de lo que cuesta vivir retirado y contar con un plan para distribuir los activos para que cubran cualquier déficit de ingresos que pueda surgir.
    Ciertos planes permiten tomar hoy una ventaja tributaria. La planificación de estos planes también debe llevar una planificación de su uso.
  2. Planificar el legado para saber qué ocurre con nuestros bienes para cuando ya no estemos vivos. Planificar qué, cómo y a quién.

 

El objetivo de planificar tus finanzas personales es el de:

  • Mitigar parcial o totalmente posibles imprevistos.
  • Poder mantener o tener cierta calidad de vida antes y durante la jubilación.
  • Disponer de uno o varios fondos de emergencia para cuando los ingresos sean bajos.
  • Incrementar el nivel de ahorro.
  • Tener el dinero en un sitio o varios con la finalidad de producir rendimientos.
  • Tener una estrategia definida de inversiones.
  • Poder cubrir gastos importantes como son los estudios de los hijos, iniciar un negocio, comprar un coche o una casa, etc.
  • Ajustar el nivel de protección adecuado a nuestras necesidades mediante los seguros.
  • Organizar tu sucesión.

La primera función del Planificador Financiero Personal es informar al cliente sobre los servicios que le puede ofrecer, para que éste pueda decidir cuáles son los que desea recibir:

Maximizar el presupuesto personal o familiar optimizando el ahorro.

Ordenar el patrimonio personal o familiar.

Gestión del patrimonio ­financiero.

Ordenar y establecer el nivel de protección ante riesgos personales y patrimoniales.

Estrategias para maximizar el valor del patrimonio personal o familiar después de impuestos.

Definición de la estrategia a seguir para garantizar un capital reembolsable durante su jubilación.

Optimización de la transmisión del patrimonio.

Recopilación de Información

El primer paso en la elaboración de su Plan Financiero Personal es recopilar y ordenar la información necesaria: datos personales, familiares y patrimoniales, expectativas y valores así como los objetivos para cada área de actuación.

Las estrategias que te propondrá Tu Planificador Financiero Personal están basadas en la información que le facilites en este momento, por eso cuánto más completa y actualizada más se ajustarán a ti los resultados.

Análisis

A continuación, tu Planifi­cador Financiero realizará un análisis pormenorizado de los datos recogidos: como punto de partida se analizan la capacidad de ahorro actual y las inversiones realizadas hasta la fecha, que se pondrán en relación con las necesidades ­financieras futuras.

Asimismo, se valorarán otros aspectos como el nivel de cobertura para la jubilación, la planifi­cación ­fiscal actual, la planifi­cación sucesoria o su nivel de protección frente imprevistos tales como accidentes, enfermedades, robos, etc.

El Plan Financiero Personal

El Plan Financiero Personal te permitirá descubrir cómo obtener mayor rendimiento a tus finanzas.

Con el plan financiero, tendrás en tu mano toda la información sobre la estrategia y los productos financieros (características, ventajas y costes) que tu Planificador Financiero Personal recomienda para ti según tu situación financiera, los productos de los que ya tienes contratados, el nivel de cobertura esperado para la jubilación, la planificación fiscal actual, la planifi­cación sucesoria o el nivel de protección frente imprevistos tales como accidentes, enfermedades, robos, etc.

Puesta en marcha del plan financiero

Es el momento de empezar con tu Plan Financiero Personal, en esta fase se lleva a cabo la contratación de los productos que más se adaptan a ti.

Ahora ya tienes una estrategia para rentabilizar tus ahorros:  sólo debes seguir los pasos que has esbozado para que tu Plan Financiero Personal sea efectivo.

Revisiones Periódicas del plan financiero

Por nuestra larga experiencia estamos seguros de que el asesoramiento no sirve de nada, si las estrategias no se revisan a lo largo del tiempo.

Periódicamente se mantienen citas de seguimiento individual, reuniones informativas y actividades organizadas en las que, de un modo informal, conocerás a otros de nuestros clientes y sus opiniones.

Pasos para crear un presupuesto mensual

Con la información que tenemos, vamos a elaborar un boceto de presupuesto mensual para proyectar el presupuesto anual preliminar. Cuando tengamos el presupuesto anual preliminar, vamos a realizar ajustes para terminar cerrando el presupuesto anual definitivo.

A partir del presupuesto anual definitivo, vamos a calcular el presupuesto mensual definitivo.

Los pasos son los siguientes:

  1. Cálculo de Patrimonio Neto y Cálculo de Estado Mensual de Flujos de Efectivo.
  2. Boceto de presupuesto mensual con la información de nuestro Estado Mensual de Efectivo ajustando las partidas a los objetivos establecidos.
  3. Proyección del boceto de presupuesto anual a presupuesto anual preliminar.
  4. Realizar ajustes en el presupuesto anual preliminar para terminar de cerrar el presupuesto anual.
  5. Calcular nuevamente el presupuesto mensual definitivo a partir del presupuesto anual.

Elaboración del boceto de presupuesto mensual

Partimos del Estado Mensual de Flujos de Efectivo y del Cálculo de Patrimonio Neto:

Vamos a suponer que mi Estado Mensual de Flujos de Efectivo es el siguiente,

 

Ingresos Gastos
Nómina 1.800 €
Intereses Banco 5 €
Hipotecas 600 €
Crédito coche 250 €
Alimentación 300 €
Gasolina 100 €
Electricidad 150 €
Gas 50 €
Telefonía 100 €
Farmacia 60 €
Dietas 100 €
Ropa 60 €
Yoga 50 €
Reparaciones 50 €
Restaurantes 100 €Seguros 80 €
Total 1.805 € Total 2.050 €

 

En este caso, no hay capacidad de ahorro, se gasta más de lo que se ingresa por un importe de 245 €.

 

Por otra parte, el Cálculo de Patrimonio Neto es este:

 

Activos Pasivos
Casa –  €
Piso 130.000 €Bancos 20.000 €Plan Pensión 3.700 €
Fondo inversión 1.200 €
Hipoteca Casa 110.000 €
Hipoteca Piso 80.000 €Crédito coche 5.000 €
Tarjeta crédito 900 €
Total 154.900 € Total 195.900 €

 

El saldo resultante del cálculo de Patrimonio Neto es de  – 41.000 €.

A partir de este Estado Mensual de Flujos de Efectivo voy a proceder a la elaboración del presupuesto mensual, incluyendo los objetivos que nos hemos fijado.

En el ejemplo que hemos puesto en el punto de Establecimiento de Objetivos, habíamos puesto los siguientes objetivos:

  • Crear un fondo de emergencia en 12 meses que cubra la totalidad de los gastos de 3 meses.
  • Reducir los gastos en 300 euros mensuales en 2 meses.
  • Incrementar los ingresos en 150 euros mensuales en 2 meses.
  • Renegociar las pólizas de seguros en el periodo de 1 mes, incrementando coberturas y manteniendo el coste actual.

 

Calculemos primero la cantidad final de nuestro fondo de emergencia:

Gasto actual: 2.050 €

Objetivo, reducción en 300 €.

Gasto mensual objetivo = 2050 – 300 = 1.750 €

El fondo de emergencia debe cubrir los gastos de tres meses, por lo que tenemos que multiplicar por 3 el gasto mensual objetivo = 1.750 x 3 = 5.250 €

El objetivo del fondo de emergencia, estipula que debemos crear el fondo en 12 meses, con lo que cada mes tendremos que aportar al fondo 5.250 € / 12 = 437’50 €

Tras haber calculado la cantidad de dinero que debo aportar cada mes al fondo de emergencia, pasamos a realizar ajustes en la hoja de Presupuesto Mensual según los objetivos creados.

Ingresos Gastos
Nómina 1.800 €
Alquiler piso 400 €
Intereses Banco 5 €
Hipotecas 600 €
Crédito coche 250 €
Alimentación 300 €
Gasolina 90 €
Electricidad 100 €
Gas 40 €
Telefonía 50 €
Seguros 120 €
Farmacia 30 €
Dietas 50 €
Ropa 30 €
Fondo 437’50 €
Yoga 50 €
Reparaciones 30 €
Restaurantes 20Otros 7’5 €
Total 2.205 € Total 2.205 €

 

En este caso, se han ajustado los gastos al objetivo de 1.750 € sino tenemos en cuenta la aportación mensual al fondo. Se considera que no existe la posibilidad de mantener el precio en los seguros ampliando coberturas y esta partida aumenta, a diferencia de las otras en las que se realiza un ajuste.

Los objetivos nos obligan a eliminar gastos y consumos desmesurados.

Igualmente, se consigue alquilar el piso para que contribuya en la aportación de ingresos a la unidad familiar. Hemos logrado equilibrar los ingresos y los gastos.

A considerar que en este presupuesto mensual hay una aportación mensual a ahorro de 437’50 €

Esto no es más que un ejemplo de cómo se puede hacer el presupuesto mensual.

Mensualmente no debes gastar más de lo presupuestado para mantener el equilibrio.

Además, cuando pasamos a la elaboración del presupuesto anual, veremos que tenemos que realizar nuevos ajustes en las partidas.

Elaboración de presupuesto anual preliminar

Cuando tenemos el presupuesto mensual definido, podemos multiplicarlo por 12 para tener una aproximación a lo que será nuestro presupuesto anual. Lo que llamamos presupuesto anual preliminar.

Partiendo del ejemplo anterior, podemos proyectar el boceto del que será nuestro presupuesto anual:

Ingresos Gastos
Nómina 21.600 €
Alquiler piso 4.800 €
Intereses Banco 60 €
Hipotecas 7.200 €
Crédito coche 3.000 €
Alimentación 3.600 €
Gasolina 1.080 €
Electricidad 1.200 €
Gas 480 €
Telefonía 600 €
Seguros 1.440 €
Farmacia 360 €
Dietas 600 €
Ropa 360 €
Fondo 5.250 €
Yoga 600 €
Reparaciones 360 €
Restaurantes 240 €Otros 90 €
Total 26.460 € Total 26.460 €

 

Aquí es donde se realizan los últimos ajustes y se redefinen los objetivos anuales de cada economía doméstica.

Elaboración del presupuesto anual definitivo

Seguramente nos habremos dejado algunos gastos, que, al no ser periódicos, no teníamos registrados en nuestro Estado Mensual de Flujos de Efectivo.

Aquí pues, debemos introducir el resto de variaciones, tanto en ingresos como en gastos. Además, en función del resultado de nuestro cálculo de Patrimonio Neto, podremos considerar oportuno realizar cancelaciones parciales o totales de las deudas que tengamos.

No variará el resultado del saldo resultante de nuestro Patrimonio Neto, pero si que reducirá las cantidades a pagar cada mes.

Por ejemplo, si tenemos suficiente saldo en las cuentas bancarias y no nos generan más interés que el que estamos pagando por el crédito del coche, podemos cancelar ese crédito. Esto nos supondrá la eliminación de una salida mensual de dinero de 3.000 euros anuales.

Continuando con el ejemplo anterior, vamos a realizar los siguientes ajustes:

  1. Vamos a cancelar el crédito del coche ya que tenemos suficiente saldo en nuestras cuentas bancarias y no lo estamos utilizando.
  2. Hemos incorporado las 2 pagas extra.
  3. Vamos a aumentar la cantidad asignada a ciertas partidas.
  4. Añadimos partidas de gastos como son las vacaciones, regalos e impuestos.
  5. Reajustamos la aportación al fondo de emergencia, reduciendo su aportación menos agresiva. Por el contrario, añadimos aportaciones mensuales a planes de pensiones y fondos de inversión.
  6. Añadimos importe a la partida de otros para hacer frente a gastos personales varios.

 

El Patrimonio Neto quedaría de la siguiente manera:

Activos Pasivos
Casa –  €
Piso 130.000 €Bancos 15.000 €Plan Pensión 3.700 €
Fondo inver. 1.200 €
Hipoteca Casa 110.000 €
Hipoteca Piso 80.000 €Crédito coche – €
Tarjeta crédito 900 €
Total 149.900 € Total 190.900 €

 

Al cancelar el crédito (pasivo) con saldo de nuestros ahorros (activo), cambian los totales de las sumas de nuestros activos y pasivos, pero no el resultado final.

Patrimonio Neto= -41.000 €

 

Nuestro presupuesto anual quedará de la siguiente manera:

Ingresos Gastos
Nómina 21.600 €
Alquiler piso 4.800 €
Pagas extra 3.600 €
Hipotecas 7.200 €
Crédito coche – €
Alimentación 4.000 €
Gasolina 1.080 €
Electricidad 1.500 €
Gas 500 €
Telefonía 600 €
Farmacia 300 €
Dietas 600 €
Ropa 400 €
Yoga 600 €
Reparaciones 360 €
Restaurantes 240 €Seguros 1.440 €Fondo 2.160 €Otros 1.200 €Regalos 1.000 €Ahorro 2.160 €Plan de pensión 1.200 €Fondo de inversión 1.200 €Impuestos 1.500 €Vacaciones 760 €
Total 30.000 € Total 30.000 €

 

Elaboración del presupuesto mensual definitivo

Ahora que tenemos el presupuesto anual, podemos calcular definitivamente cual será el presupuesto mensual.

Siguiendo el ejemplo, quedaría de la siguiente manera:

Ingresos Gastos
Nómina 1.800 €
Alquiler piso 400 €
Pagas extra 300 €
Hipotecas 600 €
Crédito coche – €
Alimentación 333’33 €
Gasolina 90 €
Electricidad 125 €
Gas 41’66 €
Telefonía 50 €
Farmacia 25 €
Dietas 50 €
Ropa 33,33 €
Yoga 50 €
Reparaciones 30 €
Restaurantes 20 €Seguros 120 €Fondo 180 €Otros 100 €Regalos 83’33 €Ahorro 180 €Plan de pensión 100 €Fondo de inversión 100 €Impuestos 125 €Vacaciones 63’33 €
Total 2.500 € Total 2.500 €

 

Ahora ya tenemos el presupuesto mensual definido. Hay partidas de gastos y de ingresos que no tendrán movimientos algunos meses, como pueden ser las pagas extra y los gastos no recurrentes, como pueden ser las vacaciones, impuestos, regalos, etc.

Hay gastos que sólo ocurren una vez al año, y no pasa nada mientras en cómputos anuales estén controlados.

A partir de aquí, se pueden realizar todos los ajustes que se consideren necesarios en función de la formación que uno quiera, de los gastos médicos, de seguros, objetivos, inversiones, etc.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *